La nueva FP

Así será la nueva formación profesional

El tiempo de prácticas en empresas supondrá al menos un tercio del total

ABC. JOSÉ GRAU GRAUNAVA / MADRID
09/11/2012

El Gobierno aprobó ayer el Real Decreto por el que se desarrolla el contrato para la formación y el aprendizaje y se establecen las bases de la formación profesional (FP) dual. Se adjetiva de «dual» porque combina la formación en los centros con la práctica en empresas «ad hoc». Como mínimo, los alumnos de la FP dual pasarán un tercio del tiempo en las empresas.

Estas modalidades no acaban con la formación profesional tradicional, sino que la enriquecen. Hay países donde la FP dual funciona muy bien, como Austria, Alemania o Suiza, y desde hace décadas.

En España, según fuentes del Ministerio de Educación, hay unos 1.500 alumos que ya están realizando un modelo de estudio «en alternancia», con todas las características de la FP dual. Estos alumnos perciben una remuneración que va de los doscientos a los quinietos euros, pagados íntegramente por las empresas. Pero no se trata de contratos laborales, y, por lo tanto, las empresas no abona seguridad social por ellos.

En España ya hay unos 1.500 alumnos que alternan trabajo y estudio

El título de los que entren en la FP dual lo concederá el centro de FP correspondiente, no la empresa donde se realizan las prácticas.

Aunque actualmente, donde funciona, son las empresas las que pagan, las fórmulas de finanzación en el futuro «serán flexibles». También serán posibles prácticas sin retribución. Los convenios de colaboración los firmarán los centros y las empresas. Los supervisarán las consejerías de educación de las autonomías, de tal manera que se puedan evitar posibles derivadas indeseables, como podría ser el intento adulterador de obtener «mano de obra barata».

Interés mutuo

Fuentes ministeriales insisten en que la FP dual es un proyecto que dará frutos a medio y largo plazo. Pero en cualquier caso no es «una labor social de las empresas», «ni se considera a las empresas como una ONG». Es un juego de interés mutuo. «También ellas se beneficiarán de formar a gente cualificada y en condiciones quedarse de plantilla», como sucede ahora, por ejemplo, con Mercedes en Alemania.

Aproximadamente, unas quinientas empresas se han mostrado ya dispuestas a ofrecer FP dual en España. A modo de ejemplo, hay proyectos piloto de Siemens en Madrid y de Seat en Barcelona. Pero el ministerio piensa que la FP dual interesará también a empresas de tamaño medio, como ocurre en Suiza, y de hecho ya hay proyectos experimentales en la mayoría de las familias profesionales (18 de 26), y en dieciséis de las diecisiete comunidades autónomas. Por ejemplo, en Murcia, está funcionando bien una inciativa de colaboración con hoteles, en la que participan veinte alumnos. La comunidad que aún no ha puesto en marcha proyectos, según fuentes ministeriales, es Navarra. Tampoco los hay en Ceuta y Melilla.

Las Cámaras de Comercio se han implicado en el proyecto para agrupar empresas de un sector que estén dispuestas a acoger a alumnos de FP dual.

Educación pretende recuperar a los jóvenes que se cuentan ahora entre los ninis

Este año, 639.887 alumnos cursan FP. El porcentaje de estudiantes que se decantan por la FP en nuestro país está en torno al 32%, frente al 58% de media en los países europeos, es decir, una tasa inferior en 26 puntos a la europea. La tasa de graduación en los programas de formación profesional, del 40,8%, se halla casi a quince puntos de distancia de la citada media europea: 53,5%.

Bajo el lema de «aprender trabajando», el ministro Wert destaca que el objetivo fundamental es favorecer el acceso a un empleo. El desempleo juvenil en Alemania es del 8,6% frente al 52,7% de España.

Contrato para la formación y el aprendizaje

Por lo que se refiere al desarrollo del contrato para la formación y el aprendizaje, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, explicó ayer que ya se han firmado 37.310 desde que en febrero entró en vigor la reforma laboral. Esta modalidad de contrato laboral dura entre uno y tres años y es para personas entre los 16 y los 30 años.

El tiempo de trabajo efectivo no podrá ser más del 75% de la jornada el primer año y el 85% los otros dos. Se amplía el tiempo mínimo de formación del 15% al 25% durante el primer año. Pero este contrato es también flexible y se puede adaptar a las necesidades de empresarios y trabajadores en un régimen de alternancia de formación con el empleo. La retribución en ningún caso podrá ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en proporción al tiempo de trabajo efectivo.

Báñez rechazó que sea un «contrato basura», ya que tiene la «máxima protección social», y está pensando para los dos millones de jóvenes «ni-nis», que ni estudia ni trabajan. También está planeado, aunque pendiente de una reglamentación posterior, que los beneficiarios de un contrato para la formación y el aprendizaje puedan convalidar su experiencia de estudio y formación y conseguir finalmente un título de formación profesional. Fuentes ministeriales recuerdan que entre los «ninis» hay gente «sobrecualificada», que busca una nueva oportunidad en la FP.

Comments